Mi primera experiencia homosexual{31}

Les voy a contar mi primera relaci?n homosexual que tuve. Hasta mis 28 a?os todas mis relaciones hab?an sido hetero, siempre me considere totalmente heterosexual, las mujeres me volv?an loco, altas, bajitas, delgadas, gorditas, morenas, rubias jovencitas, o maduritas, para todas tenia y nunca imagine que alg?n d?a me interesar?an los hombres, y ahora estoy muy orgulloso de poderlo decir, me gustan los hombres, y en especial El, que fue el que me animo a escribir este relato.
Fui un hombre muy asediado por las chicas, ca?an rendidas a mis pies, con una simple mirada, tuve muchas novias y otras tantas amiguitas, en mi adolescencia y hasta los 27 a?os fui un hombre muy promiscuo, aun teniendo novia, cada fin de semana tenia alg?n desliz con alguna desconocida, en varias ocasiones estuve con dos mujeres a la vez y participe de 3 org?as, y fue precisamente en la ultima org?a en la que yo mismo me sorprend? al admirar las pollas de los dem?s chicos, en cierto momento imagine la polla de Pepe en mi boca, Pepe es mi mejor amigo, mi amigo de juerga, borrachera y nos compart?amos a las amiguitas. Pasaron varios meses y yo segu?a sinti?ndome extra?o, deje de salir los fines de semana, para dedicarlos a Marisa mi novia, hasta ella estaba extra?ada por mi cambio, empez? a hacer bromas de formalizar la relaci?n, pero no solo cambie en eso, si no que deje de tener relaciones sexuales con ella, ya no me apetec?an como antes, y fue cuando le dije que ya no quer?a seguir nuestra relaci?n de dos a?os, le fui sincero de mis sentimientos, ella se mostr? muy comprensiva y tomo todo con calma, eso es algo que siempre voy admirar de ella.

A pesar de eso, segu?a yo en un sin vivir, ya nada me apetec?a, esa noche fue a visitarme Pepe, mi amigo, para saber de mi, le comente como me sent?a, que talvez yo hab?a abusado de mi vida sexual que ya solo me falta mont?rmela con un animal, el tomo todo esto a broma, pero cuando le dije que en la ultima org?a en la que hab?a estado, me fije en el como hombre, Pepe, se quedo callado, y se marcho, yo me sent? fatal, por que ante todo era mi mejor amigo desde la infancia, nos conoc?amos todos pr?cticamente todos los secretos, todas las mujeres importantes de nuestra vidas, etc., ese viernes me puse a redecorar mi depa, cambie los muebles de lugar, yo mismo necesitaba un cambio, pero me daba miedo hacerlo, mi familia como lo tomar?a, mis amigos, en mi trabajo, tal vez estaba yendo demasiado lejos, sin saber mis verdaderas tendencias. Lo de encontrar pareja jam?s se me dificulto, de hecho muchas veces me di cuenta de que los gays siempre me segu?an, El s?bado por la tarde alguien timbro a mi casa, y era Pepe, me sorprendi?, por que pens? que no quer?a saber mas de mi, y estuvimos charlando y me propuso tener relaciones con el, el tampoco hab?a estado con ning?n hombre, y seria para los dos una nueva experiencia, a los dos nos daba miedo, por que yo no tenia claro mis gustos y a el le daba miedo dejar de ser hetero para pasar a ser bi o homosexual. Est?bamos sentados en la sala y yo me acerque a el, comenc? por besarle los labios, yo parec?a de piedra, pero Pepe no, el se dejaba llevar, y me dijo que no pensara que fuera el si tan dif?cil se me hacia, y as? lo hice, pens? que era cualquierotro hombre, sent? su aliento fresco, y luego sent? excitarme, por mucho tiempo volv? a sentir que por mis venas corr?a sangre y mi pene se fue endureciendo, bese su cuello mientras el me quitaba la camiseta, los dos nos quedamos sin camiseta y nuestros pechos se juntaron el calor de su piel hizo poner mi coraz?n a mil, luego puso su mano en mi bulto, sent? mis piernas debilitarse, una rara sensaci?n recorri? mi espalda, luego comenz? a desabrocharme los botones del pantal?n, meti? su mano bajo mi trusa y me empez? a dar un masaje muy placentero, lo bese apasionadamente en la boca, y fue explorando sus piernas, hasta que llegue a la bragueta de su pantal?n y la baje, hice lo mismo que el a mi, sobe su verga que era tan grande como la m?a, el empez? a dar gemidos, y eso me hizo poner mi polla mas dura aun, los dos mov?amos nuestras manos al mismo tiempo, creo que casi nos corremos, cuando Pepe, pregunto que si quer?a que me penetrara, yo la verdad nunca hab?a pensado en que me penetrara, mas bien yo quer?a penetrarlo, pero no me negu?, si quer?a saber mis gustos, le dije que si, me puse en posici?n sobre el sill?n, y sobre su mano puso algo de saliva, mojo muy bien su verga, y mi ano tambi?n, empez? a darme masajitos alrededor de mi ano, mientras yo me masturbaba, sent? como me pon?a la cabeza de su pene en mi ano, y poco a poco la empujaba hacia dentro, no pudo met?rmela y meti? un dedo, yo me sent?a correr y, me dijo que si yo lo quer?a penetrar, y le dije que si, ver un ano de un hombre jam?s lo hab?a hecho, pero ese ano de Pepe me gustaba, parec?a mas abierto que el m?o, el me dijo que lo mojara con saliva, y lo hice, luego puse mi polla en posici?n, fui meti?ndola poco a poco, no es como la vagina de una mujer que esta mojadita y suave, si no mas bien esto es seco y mas apretado, para los que nos gusta, la met? a fondo, Pepe gem?a, y yo lo penetraba una y otra vez, luego sent? como iba lubricando mas y mas, mi polla estaba ah? dentro muy bien, apretadita entrando y saliendo, mis test?culos casi golpeando lo de Pepe, quite las manos de Pepe que tenia sobre su verga y comenc? yo a masturbarlo, mientras lo penetraba, Pepe gritabade placer y yo no me quede atr?s, parec?amos gatos en celo, est?bamos los dos con miles de nuevas sensaciones, yo me sent?a en el cielo, mi polla estaba dentro de el, muy apretada, como queri?ndomela succionar con toda mi lechita, y por fin los dos explotamos juntos yo me embarr? las manos con su leche y segu? d?ndole una masaje en toda su verga y sus test?culos, cuando saque mi polla del ano de Pepe, vi como estaba mojado por mi leche y empec? a darle besos en su ano, a meter mi lengua hasta donde pod?a, yo no sent?a asco, si no mas bien mucho placer, y a Pepe tambi?n le gusto.

Esa noche estuvimos en cama, hablando de lo que sentimos, a los dos nos gusto la experiencia, a m? me sirvi? para darme cuenta de mi tendencia homosexual, y descubr? otro sentimiento mas profundo por Pepe, en la actualidad seguimos con nuestra relaci?n detr?s de las puertas, vivimos una relaci?n llena de clandestinidad y pasi?n, cada vez que podemos nos vemos y dejamos ir nuestros instintos mas bajos.